Ideas contra el aburrimiento (o cómo ganar al «me aburrooooo» por goleada).